Gerardo y Adriana en Radio Jaruco: En libertad

“En libertad”, escribió con tiza para sus alumnos Ania Ortega el 17 de
diciembre pasado no bien supo la noticia. No atinó a hacer otra cosa,
cuenta, así que habló como más cómodo habla una maestra: sobre su
pizarra.

Ese mismo día, en el hotel Free City de Sierra Leona, el doctor Rocsé
Ríos Molina y el resto de su brigada se apretaron las manos y los
brazos, pasando por alto -confesaría en una carta- la advertencia de
evitar lo más posible el contacto físico.

Ambos viven en Jaruco, son dos cubanos de los miles de cubanos y gente
de todo el mundo que formó parte de la campaña en solidaridad con Los
Cinco.

Ania es una de los artífices de “Alas de libertad”, un proyecto que
surgió en 2007 en alianza con Radio Jaruco. Este viernes, en ocasión
del aniversario 45 de la emisora, Gerardo Hernández y Adriana Pérez
les hicieron una visita en gesto agradecido por la compañía de estos
años desde la distancia. Allí vieron a Ania y sus niños; allí
recibieron la carta del doctor Ríos Molina.

El héroe intercambió con niños y adolescentes de las cuatro
generaciones que han pasado por el proyecto. Respondiendo la pregunta
de una niña, dijo que, al cabo de estos años, había encontrado una
Cuba “diferente, con cosas para bien para bien y cosas para mal. Pero
una Cuba más linda”, concluyó.

“Hay muchos modos de ser héroe”, transmitió luego a su joven auditorio
mientras los estimulaba a ser responsables, a ser sensibles ante la
vida en todas sus manifestaciones, a cultivar solidaridad, sentido
común, ética.

En Jaruco conmemoraban además el 58 aniversario del asalto a Radio
Reloj y el Palacio Presidencial. Durante el acto, pidieron unas
palabras de Gerardo. El héroe expresó nuevamente gratitud por cada
carta, cada pequeña muestra de apoyo… “que no sienta nadie que su
esfuerzo no fue decisivo para el resultado final, para nuestra
liberación. Cada gesto nos dio a conocer más, y sobre todo nos ayudó a
tener fuerza para soportar”. Para soportar la distancia, para soportar
el tremendo peso de dos cadenas perpetuas, dos cadenas perpetuas y 15
años. El peso de dos vidas y más pretendidamente decomisadas en una,
solo una, recuperada gracias a tantos.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s