#Oposiciónvenezolana: Sin Patria, pero con amo

Venezuela, mentiras tras mentiras de la derecha

Por: Arnaldo Musa/CubaSí

Renuente al diálogo, incapaz de solventar y solucionar problema alguno, la oposición venezolana que ganó electoralmente la mayoría en el Congreso intenta ignorar los esfuerzos gubernamentales para enderezar la economía nacional, producto, en gran medida, de la guerra de la propia derecha, bajo la batuta del imperialismo.

Integrado por individuos que prefieren vivir bien, aunque esclavos, en vez de libres, enfrentando vicisitudes, tal opción se muestra reacia a contribuir al recién integrado Consejo Nacional a fin de desarrollar las fuerzas productivas y enderezar la economía nacional, al que ya han respondido algunos pequeños y medianos empresarios.

Preciadamente esa derecha, culpable de la guerra económica contra el pueblo venezolano, utilizó todo tipo de medios de información y su poder económico para culpar al gobierno de la falta de alimentos, medicamentos y medios de aseo, así como de los precios exorbitantes que alcanzaron infinidad de productos de primera necesidad.

Con una derecha controlando aun la economía del país y el poder mediático no fue difícil sembrar la duda, incluidos muchos de los defensores de la Revolución Bolivariano, lo cual contribuyó a la derrota electoral en las elecciones parlamentarias de diciembre pasado, en los que el Estado contribuyó con una proverbial limpieza, en tanto los únicos lugares sucios al efecto procedieron de los ganadores, principalmente en el Amazonía, donde les fueron revocados tres diputados.

No obstante, la oposición no aceptó el pedido de colaboración hecho por el presidente Nicolás Maduro y ha dado a entender que busca la deposición del mandatario.

Aunque las circunstancias no son exactamente iguales, sí hay cierta similitud con lo acontecido hace más de cuatro décadas en Chile, cuando Salvador Allende empezó a nacionalizar servicios y empresas que hasta ese momento controlaban los empresarios norteamericanos, quienes presionaron al entonces mandatario Richard Nixon para derrocarlo: se comenzó a bloquear el acceso de suministros y productos al país, lo cual produjo una hiperinflación; como aquello no funcionó, Pinochet dio un golpe de estado y comenzó el terror, por lo cual hay que estar alertas para que los opositores amantes del capitalismo salvaje no se adueñen totalmente del poder.

Pese a los errores, no hay que olvidar que los niveles de pobreza son virtualmente nulos, han sido sido construidas un millón de viviendas para los necesitados y proseguido con unos programas sociales que han elevado sobremanera la calidad de vida del pueblo, principalmente en la salud y la educación.

En este contexto se pretende revertir la grave cuestión de depender de las rentas del petróleo, en la que la nación cuenta con las mayores reservas mundiales, y del gas, en la que es la octava productora del planeta.

Cierto, lo principal es no repetir errores, enmendar lo que haya que hacer, proseguir con los planes de desarrollo que han resultado exitosos y, como ahora, beber de todas aquellas fuentes que quieren el bien para Venezuela, con independencia de las lógicas diferencias.

Al efecto, una amiga venezolana decía que hay personas que tienen memoria corta y no recuerdan “el bloqueo informativo que vivimos en el 2002; eso si fue una dictadura comunicacional por empresarios que hoy en día representan a la oposición, que casualidad. Hay algo que se llama discernimiento, pero es una virtud que muchos han perdido y se dejan llevar por lo banal”.

Por lo pronto, y como muestra de que el gobierno actúa de manera concreta y consecuente, dio a conocer el Decreto de Emergencia Económica, que tiene como propósito resguardar las condiciones elementales y básicas del pueblo, así como también la garantía de sus derechos humanos y sociales. condiciones subrayadas por el ministro de Comunicación e Información, Luis Marcano, al exponer que si la mayoría opositora que controla la Asamblea Nacional rechaza acompañar el decreto, sería “negarse a mantener un esquema de defensa de los Derechos Humanos de nuestra nación”.

Independientemente de la decisión parlamentaria, la Constitución permite al Ejecutivo la implementación del decreto para poder adoptar medidas que atiendan la coyuntura económica derivada de los efectos de la guerra no convencional.

El decreto permitirá a Maduro establecer medidas especiales para la construcción de políticas estratégicas que ayuden a reformular el sistema productivo y financiero del país. En este sentido, podrá asignar presupuestos especiales en diversas áreas, dispensar trámites cambiarios y ejecutar acciones indispensables para el abastecimiento nacional.

Así, con la participación de todos los sectores, se podrá reactivar la construcción de una nación, empero la posición de parlamentarios opositores que quieren una vuelta a un pasado en el que se vivía sin Patria, pero con amo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s