Ante los desastres naturales, engaño y oportunismo

recuperación-en-sierra-de-cubitas-techando-580x385

Ante las devastadoras imágenes del paso del huracán Irma por varias islas del Caribe -incluyendo a Cuba- muchas personas se sobrecogen por los desastres que puede ocasionar la naturaleza y trabajan por recuperar lo que sobrevivió, otras -sin escrúpulos- se cruzan de brazos solo para hacer el improductivo ejercicio de la crítica y la difamación que no se corresponde con una realidad tan compleja.

De esta forma, los que suelen informarse en los medios digitales, no pueden obviar contenidos nocivos que se posicionan diariamente en las redes, dejando de lado a los que sí aportan una visión objetiva de la realidad.

Como se ha difundido en los medios de la región y del mundo, la huella de Irma perdurará por un tiempo. Muchas naciones no han desarrollado todavía un sistema de prevención, protección y recuperación civil que les permita superar las dificultades generadas por los meteoros.

En Cuba, desde la catastrófica experiencia del ciclón Flora, en 1963, esta ha sido una tarea priorizada, sobre todo para evitar pérdidas humanas y cuantiosos daños materiales.

De igual modo, la población de la Mayor de las Antillas ha adquirido una cultura en relación con estos fenómenos, que pueden ser mitigados gracias al esfuerzo colectivo y a la solidaridad.

Por estos días, en que muchas localidades y municipios cubanos se ven afectados por las fallas en los suministros de electricidad, agua u otros víveres, ha aflorado el egoísmo típico de la especie humana en grupos de personas que han salido a reclamar su prioridad para que se le restablezcan estos servicios. Sin negar que todos tienen derecho a recobrar condiciones de vida indispensables como las mencionadas, hay que señalar entre los demandantes a individuos conflictivos que solo buscan fomentar el caos entre los vecinos en lugar de organizar acciones y dialogar.

Entonces medios oportunistas como Cibercuba -que cree llenar “vacíos informativos” -desinformando y mostrando las situaciones más difíciles con los intereses más mezquinos, se dedican a recorrer los barrios habaneros y de toda la Isla para “revelar” -dizque con orgullo- las historias que la televisión cubana y los medios oficiales no cuentan.

Hay que ver las historias, construidas a medias y con la óptica del reportero (a) “héroe o heroína” que recrea lo que -según ellos- es la verdad oculta y la dan como única, aunque sólo se trate de su versión -desprendida de todo lo afectivo y del respeto que se debe profesar a la ciudadanía y a sí mismos como profesionales de la comunicación.

Todo esto se explica mejor al visualizar las recientes coberturas de Cibercuba en lo que dieron en llamar “revueltas” o “protestas” en Diez de Octubre, La Habana, por falta de agua y electricidad.

Lo que lo inescrupulosos reporteros narran -a partir de videos caseros- es que hubo represión de efectivos policiales cuando lo que se observa claramente es un diálogo de un oficial con los vecinos del lugar, donde les pide entendimiento al tiempo que intenta explicarles cómo avanza la reparación de los averías y daños en los sistemas.

De esto sólo cabría preguntarse: si no se tratara de Cuba, y el país en cuestión fuera africano, ¿ se preocuparían los medios y personas que sólo saben juzgar y no ser más productivos?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s