Surge un supuesto grupo paramilitar cuyo primer blanco militar es Manuel #Zelaya

Dick Emanuelsson. LQSomos. Diciembre 2017

Honduras. Hace unas horas nos llegó, a través de una fuente informativa, el aviso de la creación de un supuesto grupo paramilitar, autodenominado Fuerzas Armadas Paramilitares de Honduras (FAPH). En su comunicado, con fecha 15 de diciembre de 2017, informa que el primer blanco militar será el ex presidente de Honduras, Manuel ´Mel´ Zelaya Rosales, el actual coordinador de la Alianza Opositora contra la Dictadura.

Las FAPH acusan a las FFAA y el cuerpo policial por complicidad en las actividades de “los dirigentes de la izquierda de Honduras” y les dan “48 horas a las fuerzas regulares del orden para que tomen el control”.

Políticos y generales sacudidos

Detrás de esa frase se esconde una creciente irritación y preocupación por parte de los sectores fascistas ante la sublevación por parte de varios cuerpos policiales la semana pasada. Varios de los policías de la escala básica se declararon en rebeldía ante las órdenes de los políticos de reprimir al pueblo. “Nosotros somos pueblo también”, reclamaron y varios de los policías se declararon en huelga de hambre.

La acción sacudió al gobierno y a los generales. Estos enviaron inmediatamente sus delegados para convencer a los policías sublevados a través promesas de mejora de salarios y condiciones de trabajo. A final se calmó la situación pero dejó un antecedente muy serio para el Poder Fáctico en Honduras.

César Flores fue uno de los policías que ejerció de portavoz de los policías sublevados. Fue asesinado la semana pasada cuando iba a su casa en el populoso barrio Hato, en el centro de la capital hondureña

¿Los paramilitares aplastarán las protestas?

El comunicado del paramilitarismo hondureño destaca que “dada la situación de violencia generada por los dirigentes de la izquierda de Honduras hacemos del conocimiento público nuestra existencia como institución en la República de Honduras”.

Eso quiere decir que este grupo paramilitar entrará en el escenario después que el Ejército y la Policía Nacional no hayan podido aplastar las protestas y acciones de la oposición política en las últimas tres semanas.

Las protestas del pueblo comenzaron de forma pacífica, pero a causa de las órdenes que tenían los uniformados de sus superiores y del gobierno terminaron con el ataque a los manifestantes. Los enfrentamientos se han agudizado en la última semana, también debido que ha crecido la participación del pueblo hondureño en las protestas.

Es la misma reflexión que han hecho los organismos de derechos humanos e incluso las delegaciones internacionales de observadores a las elecciones de la Unión Europea y de la OEA (Organización de Estados Americanos).

¿Será a partir de ahora que desde coches sin placa y con civiles se disparará ahora contra los manifestantes en las protestas populares?

¿Una guerra sucia donde el Estado lava sus manos?

El nuevo grupo paramilitar, llamado Faph asegura al pueblo de Honduras “que no están solos y que nuestros miembros comenzaran a actuar de manera directa contra los incitadores de la violencia en Honduras. Para ser más claros, vamos a proceder como manda la patria contra los manifestantes”.

Esta última frase amenazante es un claro aviso de que ahora y en adelante podemos ver más muertos y el inicio de una Guerra Sucia a la modalidad de Colombia o de El Salvador durante la guerra en el vecino país.

Puede ser también, como nos comenta una fuente de la oposición, que con este comunicado y la proclamación de un grupo paramilitar que comenzará a actuar por propia cuenta, las instituciones del Estado puedan así lavarse las manos por los crímenes a los derechos humanos que se ejecutarán a partir de ahora. Ya son 18 hondureños muertos durante las últimas tres semanas, que según los organismos de DD.HH., son víctimas del Estado. Un saldo no solamente trágico sino una señal muy oscura a la comunidad internacional.

“El Enemigo Interno” en la mira

Esa “fórmula” paramilitar es bien descrita en los manuales de la CIA y de la Escuela de las Américas de EE.UU., su academia de guerra en donde los peores dictadores militares y torturadores han sido entrenados.

La Doctrina de Seguridad Nacional habla claramente sobre la lucha contra “el Enemigo Interno”, es decir el opositor político al actual régimen político, una doctrina aplicada en Honduras durante la década de los 80´ por el escuadrón de la muerte, el Batallón 3-16. “La Policía Militar que tiene JOH ha conformado los escuadrones de la muerte”, acusa ex coronel de la policía que asesinó alrededor de 200 hondureños del movimiento popular.

Los blancos militares paramilitares en Honduras

En su tercer punto, el supuesto grupo paramilitar declara a “José Manuel Zelaya enemigo de la patria y a partir de la fecha se convierte en nuestro objetivo número 1 para dar de baja”, y clausura: “Concedemos 48 horas a las fuerzas regulares del orden para que tomen el control”, es decir un golpe militar.

Los tres puntos tienen similitudes del programa de las AUC, Autodefensas Unidas de Colombia, creadas y unificadas en noviembre del año 1994 por un centenar de grupos paramilitares regionales de Colombia. Según la fiscalía colombiana, son responsables de más de 150.000 asesinatos de civiles durante los años de 1994-2002, cuando esa agrupación dejó de existir y que ahora existe un paramilitarismo bajo otro nombre.

Detrás de los paramilitares “renovados” en Medellín se encuentran el Poder Fáctico como el capital financiero especulativo y los industriales poderosos en Colombia, argumentan sociólogos e investigadores expertos en el tema del paramilitarismo que se puede leer y ver en este enlace, clic aquí.

La “Colombianización” de Honduras

Es conocido el proceso de colombianización en el país desde el mismo golpe de Estado militar en junio de 2009. El diario colombiano El Tiempo (de la familia Santos y el grupo español Planeta, que tiene 55 por ciento de las acciones) publicó en septiembre del 2009 que 130 paramilitares colombianos habían sido reclutados en la región de Magdalena Medio, cuna del paramilitarismo colombiano, para operar en Honduras y frenar las protestas contra el golpe de Estado del Frente Nacional de Resistencia.

Han salido varios reportajes y denuncias que revelan que tales grupos actuarían al servicio de los tres grandes terratenientes de la Palma Africana en la región costera del Caribe en el Valle de Aguán. Allí fueron asesinados desde el golpe de Estado más de 130 campesinos organizados en las organizaciones campesinas.

El diario colombiano El Tiempo denunció en septiembre de 2009, tres meses después del golpe de Estado militar en Honduras, paramilitares colombianos fueron reclutados en Colombia para operar en Honduras.

FFAA, cuerpos Policiales y de Inteligencia/Seguridad capacitados por los colegas colombianos

Se sabe también que todos los niveles y unidades diferentes de las Fuerzas Armadas y la Policía de Honduras, los organismos de seguridad y de la inteligencia policial y militar han sido y siguen estando capacitados, tanto en Honduras como en Bogotá, por sus colegas colombianos. Por eso la oposición política hondureña considera que la nación centroamericana ha sido procesada por un literal “Colombianización”.

La candidata presidencial en 2013, Xiomara Castro del partido Libertad y Refundación (Libre), acusó en el mes de enero de este año que no le cabía ninguna duda de que en Honduras operaban grupos de paramilitares para infundir miedo entre la población.

“Somos el país más pobre de América Latina, somos el país con la cesta básica más cara de toda América Latina. Escuchen bien, somos el país más violento de toda América Latina. Hombres, esposas, hijos lloran cada día por el asesinato de sus seres queridos y esos asesinatos a mí no me cabe la menor duda que son grupos de paramilitares que están asesinando a los hondureños”.

Y ahora esta oficializado que Honduras tendría un grupo paramilitar. ¿Bajo las órdenes de quién y con qué intereses?

Publicamos el comunicado integro:

Las Fuerzas Armadas Paramilitares de Honduras (FAPH)
Por este medio hacemos público el siguiente aviso

Primero: Dada la situación de violencia generada por los dirigentes de la izquierda de Honduras hacemos del conocimiento público nuestra existencia como institución en la República de Honduras

SEGUNDO: Dada la complicidad manifiesta de la policía nacional en sus oficiales de combate con la gente de JOSE MANUEL ZELAYA ROSALES y la opacidad de las FFAA regulares de Honduras damos a conocer a la población honrada de Honduras que no están solos y que nuestros miembros comenzarán a actuar de manera directa contra los incitadores de la violencia en Honduras. Para ser más claros, vamos a proceder como manda la patria contra los manifestantes.

TERCERO: Declaramos a JOSE MANUEL ZELAYA ENEMIGO DE LA PATRIA Y A PARTIR DE LA FECHA SE CONVIERTE EN NUESTRO OBJETIVO NÚMERO UNO PARA DAR DE BAJA.

Concedemos 48 horas a las fuerzas regulares del orden para que tomen el control.

MDC. 15 DICIEMBRE 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s